Páginas vistas en total

miércoles, 17 de mayo de 2017

Sarajevo

El viaje hasta Vlasenica había sido duro y la última cuesta no terminaba allí, si no que seguí todavía 12 kms más. A las 6 de la mañana nos preparamos y en pocos minutos estábamos rodando. El hotel se ubicaba sobre la ruta por lo que fue salir y comenzar a trepar. Teníamos 85 kms hasta Sarajevo. En unas dos horas llegué al puerto y me instalé frente a un bar para esperar a Roberto que venía unos minutos más atrás. Un pastor se acercó y establecimos un breve "diálogo en bosnio - español". Le dije que era argentino y el hombre se emocionó. Esto nos ha pasado varias veces. Luego salieron del bar tres personas y el mayor de ellos se interesó en mi viaje y al hacerle el comentario de mi nacionalidad, me comentó que la noche anterior River había derrotado a Boca.(?) y siguió nombrando a Velez Sarfield y a Maradona. Por fin llegó mi compañero y nos caímos en el bar para reponer fuerzas
Este era el paisaje al salir de Vlasenica
Y este el paisaje que se contemplaba desde el puerto.....


Bajamos unos 35 kms hasta Sokolat, donde ante la falta de mecánico que nos resuelva un problema con el asiento de la Morocha, decidí llamar a Sensei Luis, que resolvió el tema de palabra. Lo extraordinario de esto no es que nos comuniquemos tan rápida y facilmente, si no que existan en la vida tipos como Luis que siempre está dispuesto a tender una mano.
Siguió nuestro viaje con el segundo y último puerto del día, más corto pero igual de duro y cuando ya estábamos a menos de un kilómetro de la ciudad, nos sorprendió un aguacero con granizo. Estaba a poco más de 100 metros de un túnel y ese fue mi refugio, pero no sabía nada de Roberto que iba adelante. Después de una media hora, aflojó la lluvia y avancé unos cientos de metros y volvió a arreciar el temporal. Otro túnel fue mi salvación y al entrar vi en el otro extremo a mi compañero. Otra media hora de espera y cuando pudimos salir, en escasos metros ubicamos un albergue, donde nos tiramos de cabeza.
 Todavía con nuestra ropa de agua, la encargada del albergue nos tomó esta foto. Descansamos, nos recuperamos con una ducha y a pesar de que la lluvia continuaba fuimos a cenar al casco antiguo. Sin pretenderlo nos habíamos instalado en un lugar privilegiado, donde nos quedamos tres noches. Mañana seguiremos camino, para alcanzar Podgorica, capital de Montenegro. Son unos 240 kms. que esperamos hacer en un par de días.
 Sarajevo cuenta con una dilatada, rica y también trágica historia. Creo que la mayoría de nosotros la conoce por el famoso sitio a que fue sometida durante cuatro años por los serbios, que cometieron una atroz matanza por cuestiones "étnicas". Tiene unos 400 mil habitantes y está rodeada de montañas bajas, desde cuyas laderas los francotiradores hostigaban a sus habitantes y también cañoneaban. Fueron 11 mil muertes.
El objetivo de esta matanza era eliminar a los musulmanes bosnios, mayoría de su población (46%). Esta religión fue implantada en el siglo XVI por una invasión turca y los minaretes de las mezquitas asoman por toda la geografía de este país, pero conviven también desde siglos con las torres de las iglesias cristianas ortodoxas y católicas, como con las sinagogas de los judíos. Las Naciones Unidas ocuparon el aeropuerto vecino a la ciudad, pero no intervenían militarmente para evitar el conflicto. Los habitantes de Sarajevo no contaban con ejército y mucho menos con armas, pero cavaron un túnel de unos 800 metros para vencer el cerco y acceder a las pistas del aeropuerto y de este modo comenzar a recibir alimentos y pertrechos. Otras masacres como las de Sbrenica y Kosovo, provocaron finalmente la intervención de las tropas de la OTAN que bombardearon Belgrado para frenar a los genocidas.


Obviamente, esta guerra destruyó gran parte de la ciudad, la que en estos pocos años (apenas 20) y con escasos recursos propios, pero con ayudas internacionales, pudo ir recuperándose. Esta es la fuente de la que se dice nació Sarajevo. Data de 1530 (puedo equivocarme un algunos pocos años) y es un sitio emblemático por el que pasa todo turista o viajero que por estas tierras anda.

Hay muchas mezquitas, como ya he dicho, pero las mujeres en muy escaso porcentaje usan el velo islámico. Si es evidente en las comidas, edificios y ropas la fuerte influencia de esta religión.
Esta torre, posee un reloj muy particular, ya que no marca las horas como nosotros estamos acostumbrados a verlas. Indica las horas en números árabes y de acuerdo a la Meca,para que los fieles sepan cuando deben realizar sus cinco oraciones diarias, las que no tienen un horario fijo si no que va cambiando de acuerdo a la Luna.
Otro lugar de gran importancia histórica en Sarajevo es este puente, donde fue asesinado el Archiduque Francisco José y su esposa, desencadenando la primera guerra mundial. No me gusta cargar el blog con comentarios que seguramente haré de manera imprecisa, pero les recomiendo que busquen en Internet la historia y se enteren. Se salvó de un atentado que había programado un grupo organizado y se dirigió a presentar una protesta a las autoridades de la ciudad, al salir del edificio fue reconocido por un miembro de los atacantes que lo daba por muerto y se encargó de terminar lo que sus compañeros "habían hecho mal".
Contratamos un recorrido por la ciudad con guía de habla española y fuimos solamente nosotros dos y esta simpática señorita de 21 años, estudiante de derecho, que habla español por haberlo aprendido escuchando (y viendo) las telenovelas en nuestra lengua. Es musulmana y no solo nos llevó por un recorrido programado, si no que también accedió a charlar sobre las costumbres, historias familiares ligadas a la guerra, su visión del presente y futuro de este pequeño país y cuanto tema le planteamos. No recuerdo su nombre, pero si lee este comentario quiero reiterarle nuestro agradecimiento. Buen trabajo.  

En el patio de una de las más grandes mezquitas, encontramos este grupo de jóvenes, pero reitero que no es lo común encontrar mujeres con el clásico pañuelo. Las bosnias son bellas mujeres y se visten de manera moderna. Le pregunté a nuestra guía si ella podía diferenciar a simple vista cuales de sus conciudadanos era musulmán o no y la respuesta fue que eso era imposible.
Esta es una de las tres sinagogas que existen en Sarajevo, de las cuales solo una está abierta al culto por la escasa cantidad de judíos que habitan la ciudad.

 Cruzando uno de los puentes, encontré a este señor, que obviamente llamó mi atención. No dudé en preguntarle si me permitía fotografiarlo y accedió.
 Si algo caracteriza a este dúo viajero, es el cuidado del aspecto personal. Cierto grado de coquetería que obliga a las mujeres que nos ven pasar, a extasiarse y soñar..... hoy le tocó peluqueada a Roberto. Para mi no había turno..... cagunlamar !!!!!!
 Caminar las ciudades, saliendo de los circuitos montados para turistas, es la mejor manera de conocerlas y también a sus gentes. Este mercado reúne a pequeños productores. Hicimos una comprita y nos cocinamos un guiso de riñones, verduras y arroz.... faltó la cerveza.
 Este sitio conmemora el día de la liberación de Sarajevo de las tropas alemanas en la 2º Guerra Mundial. Fue en el mes de abril de 1945

Los precios y salarios son bastante más bajos que en otros sitios de Europa.El sueldo mayoritario está en  poco más de 300 euros, pero es posible comer en un restaurante por cinco euros o menos. No se ve gente en situación miserable y las calles están con falta de mantenimiento pero limpias. Hay buen transporte público y alto nivel de seguridad. Todavía se ven las heridas de los disparos en muchos edificios.
 Este clásico edificio de la época soviética es la sede del banco central
 Y aquí el restaurante de Olo.... Man Olo






 El edificio de la Biblioteca Nacional, que fue destruido e incendiado durante el sitio serbio. Se perdió el 75% de sus fondos en libros y documentos, muchos de ellos de incalculable valor. Dicen que la noche del incendio, los vecinos de la ciudad creían que llovían pétalos de flores. Eran los trozos de papel quemado.
Un detalle del frente del edificio, con fuertes rasgos arábigos.
Bueno, hasta aquí el viaje a Sarajevo (pronúnciese Saraievo) y otra vez decir que cada viajero ve las cosas de manera diferente. 

6 comentarios:

  1. Excelentes imágenes y mejor narración.Lo imagino un viaje de ensueño mas alla de las vicisitudes climaticas. felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José. Un abrazo. Un viaje excelente a una región de Europa, llena de bellezas naturales y de historias trágicas.

      Eliminar
  2. Hola Raúl! Que genial las historias, los seguimos desde Mendoza, Argentina. Soy Marcos, el hijo de Roberto, y agradezco por la buena onda y cobertura. Seguimos expectantes a más cicloturismo! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcos, un abrazo y espero conocerte.Tu viejo es un fenómeno.
      Hoy llegamos a Montenegro.

      Eliminar
  3. grande pampa !!! te vamos siguiendo desde uruguay ! divino viaje, siga gozando !! abrazo grande

    ResponderEliminar
  4. Don Nacho !!!! Que alegría leerte. Un abrazo extensivo a "la grandota"

    ResponderEliminar