Páginas vistas en total

miércoles, 3 de mayo de 2017

Balkanes... ya vamos!

Este viaje estaba programado por mí hace ya muchos meses. Creo que al regresar de Cuba pensé en él al buscar nuevos destinos para mis experiencias en bicicleta. El cambio más importante, es que en setiembre pasado, se incorporó al proyecto Roberto Dell Agnola, de Mendoza, Argentina. Somos prácticamente dos desconocidos y esto le da picante a la historia. Se poco de mi acompañante, pero lo que sé es bueno y entiendo que para un viajero solitario como yo, esto puede ser un excelente aprendizaje. Nos encontraremos este jueves en Barcelona y el sábado a las 9:20 de la mañana, aterrizaremos en Zagreb,Croacia, para realizar un recorrido de más de 2000 kms., que nos llevará hasta Atenas, Grecia. Allí tendremos que estar antes del 6 de junio, porque ese día tenemos el vuelo que nos retornará a España. 
Todos los viajes tienen un especial atractivo y en este, creo que es lo desconocido de los países a recorrer.  Ya he comentado que a pesar de su relativa cercanía, es poco lo que sabemos de ellos. Croacia, Bosnia Herzegovina, Macedonia, Montenegro, Albania y hasta la misma Grecia son vecinos de los que poco sabemos. Lenguas, escrituras, religiones, costumbres y comidas distintas, que esperan ser descubiertas y enriquecernos. Otras puertas se abren para disparar el asombro. Otras manos y sonrisas esperan  para confirmar que las diferencias entre los hombres son superficiales. Espero mucho de este viaje y deseo poder transmitirlo con fidelidad. Esta vez no dispondré más que de esta ventana al mundo para contar mis vivencias. Aquí los espero y agradeceré sus comentarios.
Un abrazo a todos, en especial a quienes facilitan mi libertad y mis aventuras. Eva en primer término. Carina y mi principal soporte económico; Chocolates de la Abuela. Gabriel Betran, mi médico/hechicero de cabecera, al que recurro en su doble calidad de curandero y ciclista, a Contenedores Hugo, que esta vez no estará en la llegada para aportar logística, pero se que cuento con ellos. A Chus, en la que reúno a todos mis amigos y conocidos y será la luz que marque el camino.  
 Aquí está Alaikyn, plegado, esperando ser ancajonado
 Uno de los problemas que presenta el trike, y quizá el único, es la dificultad de embalarlo. Parto de una caja de bicicleta normal, la que corto y pliego...... para conseguir lo que se ve abajo.

 Y ahí dentro está Alaikyn y un montón de cosas más. La mitad del equipo viaja en esta caja y el resto en una mochila.
Roberto, mi compañero, usará a La Morocha, la que ya está en la furgoneta junto a la caja que la protegerá en el viaje. El mendocino estrenará un juego de alforjas Ortlieb, que espero lo acompañen en muchos otros viajes.

4 comentarios:

  1. ¡Mucha suerte en el viaje Raúl! Si no es durante, a la vuelta espero leer cosas maravillosas del mismo. Un abrazo, Aitor

    ResponderEliminar
  2. Santiago Suarez ALonso5 de mayo de 2017, 15:07

    Vamo´arriba Compañero! Buena ruta!! Abrazo de meta

    ResponderEliminar
  3. Raúl, te deseo buen viaje! Estaremos esperando tu regreso para escuchar experiencias. Vamos abuelito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniel y yo tambien deseo y espero que tu viaje colme todas las expectativas que depositaste en él

      Eliminar