Páginas vistas en total

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Un Viaje de Cuento, Europa

El viernes pasado, cerca del mediodía, el cartero me entregó el último libro de la saga Un Viaje de Cuento. Este, dedicado a Europa y culminación del viaje que Salva Rodríguez realizó recorriendo el mundo.
He leído el de África, el de Asia y el de América. Todos según fueron publicados. Con todos me enganché e identifiqué, pero este último me atrapó de tal manera, que diecisiete horas después de que llegara a mis manos ya lo había leído. Y en ese lapso de tiempo trabajé, dormí mi sagrada siesta, recibí amigos para cenar y a las cuatro de la madrugada del sábado lo dí por concluido y apagué la luz, pero no pude dormir hasta un rato después.
Necesito volver a leerlo y hacer como hago con mis libros de estudio. Repasar y subrayar, tomar notas, cerrarlo para pensar en lo leído y exprimirlo hasta la última gota de tinta.
Salva abre su corazón y su mente. Nos muestra los cambios que en nueve años y medio de rodar el plantea se han producido en su interior. Las vistas de "otros paisajes y paisanajes", lo ubica en un puesto privilegiado y a sus cuarenta y pocos años se ha transformado en un Maestro de la Vida. Ya no importa que país está cruzando, que montaña ha coronado, que desierto lo abraza en un silencio vivo y nutriente. Podemos sentir con él el cambio que todo esto ha producido en su visión de la Vida y de la sociedad en que está inmerso. Esa transformación no devuelve un insatisfecho o un inadaptado. Nos entrega un Sabio, que con mansa mirada ve la verdad y sabe que los cambios son interiores.
Sentí el frío del invierno europeo en mi cuerpo. Me dolió la indiferencia y apatía de los europeos, me reconforté con los abrazos de sus amigos, no frené mi emoción cuando el relato me llevaba hasta las lágrimas y regresé con él a Granada para empezar la nueva vida. Viví el libro.
Bravo Salva !!!! y gracias por hacernos un hueco por el que curiosear ese mundo.

Nota:La Biciteca los envía sin coste, vía postal ( http://www.labiciteca.com/) Precio 15 Euros

Uruguay

Hace muy poco tiempo, para ser exactos el 21 de octubre, mi nieto Santiago, estudiante de derecho en Buenos Aires, me invitó a hacer un viaje en bicicleta por Uruguay. 
Rodar siempre es grato. Hacerlo por un país tan hospitalario y generoso como Uruguay le agrega elementos positivos, pero hacerlo además con una persona querida y admirada, como es Santi, es un regalo que no se puede dejar de lado.
Este sería su primer viaje y es un gran honor ser su acompañante. Más allá del lazo familiar, que es entrañable, el hecho que un joven de 23 años me invite a "su aventura", es gratificante. Me siento feliz y acepté esa invitación sin dudarlo, al punto que el día 25 ya tenía el pasaje aéreo. 
El día 13 de enero llegaré a Buenos Aires y al día siguiente embarcaremos con destino a la ciudad de Colonia del Sacramento, luego Montevideo y por la costa atlántica hasta Punta del Diablo y El Chuy, en la frontera con Brasil. Las temperaturas en esa época del año son agradables y creemos poder hacer alguna noche en las playas o montes y quizá también, hacer uso de la hospitalidad de los charruas.
La vuelta en bus a Montevideo y el regreso en barco a Argentina. Serán 15 días que espero aprovechar al máximo y cargar las pilas con la energía de este tipazo que es Santiago.
Hace más de un mes que estamos reuniendo equipo y ultimando los detalles del viaje. Esta vez he delegado todo en el lider y jefe de equipo. Voy de tropa. 
Seremos las dos puntas de la vida viviendo las mismas experiencias. Saldré ganando en ese intercambio. 
Ya les contaré como fue todo.

Dos fotos del chino rubio. Habrá muchas después del viaje.