Páginas vistas en total

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Buen año 2015

Ya llega... faltan pocos días y tendremos un año a estrenar.... son 365 días nuevos, sin nada que los condicione y que están esperando que los llenemos de vida.
No dejemos que la rutina postergue una vez más nuestros sueños. Seguro que hay un espacio para concretar alguno de ellos... no importa su tamaño... concretemos aunque mas no sea uno pequeño.
Nunca viviremos mañana..... ni podremos rehacer un pasado de sabor rancio. La oportunidad es ahora y se brinda esplendida cada día.
Un viaje breve, por los alrededores del sitio en que vivimos puede darnos el ánimo para algo mayor... pero será un comienzo.
Somos lo que pensamos... si creemos que podemos... PODREMOS...
2015 es el año en que disfrutaremos de una aventura que deseamos desde hace mucho.... nos vemos en el camino.....
 No hay reto imposible.... Querer es poder.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Viajar o hacer turismo - Salva Rodriguez - Un viaje de cuento

"Dejar Europa para el final de una vuelta al mundo trae con mucha claridad lo distinto que es hacer turismo y viajar.
Viajar es dialogar con quien piensa diferente, es hacer tuyas costumbres ajenas, es descubrir que la razón del 'otro' te hace pensar y cuestionarte, es dormir en el suelo, comer con las manos, hermanarse con el desconocido, es mancharse, transformarse, cambiar para siempre los ojos con los que ves la vida.
Viajar no es un seminario sobre piedras góticas o chismes aristocráticos del Renacimiento, eso es turismo. Viajar es exponer tu corazón, que sangre, que se enamore, que sufra, que llore, que ría, y que al regreso -'lo más tarde posible'- sea otro corazón. Hacer turismo es productivo, incrementas tus conocimientos, pero viajar está lejos de ese propósito, no es enriquecer tu discurso con vinos de la Alsacia para deslumbrar a los que se quedan en casa con tinto de verano. Viajar es, muy al contrario, completamente improductivo, es perder todo lo que tenías al salir de casa: tu dinero, tu salud, tus miedos, tus prejuicios, tu tiempo, tu irrebatible idea del mundo…, es perderlo todo y volver a casa con las manos vacías. Viajar es transgredir la norma que nos fuerza a vivir en formación permanente, es disfrutar de la libertad, ser cigarra, ser egoísta, es salirse de la rueda del hámster y aprender lo que no oferta ninguna universidad ni tiene cabida en tu curriculum vitae: humanizarse. El viajero pone al 'otro' en el primer lugar de su punto de vista…, mientras que el turista quiere que por favor se quite de en medio porque va a sacar una foto."


Más en www.unviajedecuento.weebly.com