Páginas vistas en total

martes, 24 de junio de 2014

Honolulu, Hawai 1977

Al regresar de mi viaje a Okinawa, en Japón, en 1977, aproveché las escalas para conocer un poco de este ancho mundo. De Tokyo el avión voló a Honolulu, Hawai y ahí me quede unos 3 días. Recuerdo que al no contar con una visa de turista, ya que solo estaba en tránsito, debí soportar el interrogatorio de una señora vestida de policía, pero con actitud de sargento prusiano... finalmente, este cuerpito (mucho más joven y esbelto) se dió el lujo de recorrer las arenas de las playas de Hawai. Si bien este blog es de mis viajes en bici, estos viajes anteriores fueron el trampolín para encarar lo que vendría después. En caso que no sea entendido así... I'm sorry.
 El aparato de TV de esta foto y el teléfono de la inferior, permitirán corroborar que es cierto que esto fue en 1977... los diseños de estos aparatos cambió mucho desde entonces.

 Todas las tardes, al ir vaciándose las playas, aparecían estos personajes dotados de sensores de metal, que recorrían la arena en busca de objetos extraviados por los bañistas. Tecnología de punta para simples buscavidas.
 En los centros comerciales, restaurantes y sitios de visita obligada para los turistas, se ofrecían espectáculos de danzas tradicionales que yo veía desde lejos
 La conformación de la población de las islas de Hawai es bastante variopinta y se han cruzado los antiguos habitantes polinesios con portugueses, japoneses y norte americanos... el resultado es excelente.
 Uno de los sitios que pude visitar fue Pearl Harbort y el acceso está flanqueado por cañones y tanques de la 2º Guerra. En la foto inferior vemos un tanque japonés.
 Los atardeceres eran de postal y fueron fuente de inspiración para mis tomas fotográficas. Había comprado una cámara de 35 mm con varios lentes y trataba de hacer buen uso de ellos. LO que sigue de aquí en más son "atardeceres hawaianos"








Las gres últimas fotos las tomé de un mismo punto con diferencia de minutos, mientras el Sol se ponía.

lunes, 23 de junio de 2014

Bicicletas de bambú

Durante el fin de semana pasado, he recibido en mi tienda una gran cantidad de ciclistas. La razón fue que se efectuó la prueba ciclo turística Quebantahuesos y la Treparriscos. Entre ambas congregan más de diez mil participantes. Muchos de mis visitantes, si no la mayoría, son viejos clientes y obviamente el tema obligado de charla es la carrera, su resultado, condiciones de la ruta y el clima, etc. También aparecen vehículos de empresas que vende productos para el ciclista y gente que está promocionando nuevos productos, como el caso de un joven argentino, radicado en Zaragoza, que fabrica bicicletas de bambú y carbono. Mientras los atendía (lo acompañaba el padre) vi en su coche bicicletas que me llamaron la atención y al preguntar me lleve esta sorpresa. Son estéticamente bellas y según su fabricante, ofrecen las mismas ventajas de cualquier otra bici convencional. Sé que alguien está haciendo bicicletas de madera (muy caras) y esto del bambú me gustó. Una máquina de estas que ven en las fotos cuesta unos 500 euros, como precio promocional.
Pueden saber más en la Web; www.bambucamposbikes.com




sábado, 21 de junio de 2014

Diego Ballesteros, el viaje, mi nieta y algo más

Hoy por la mañana, se emitió el reportaje radial en el que junto a Diego Ballesteros hablamos de nuestro próximo viaje por tierras de Francia. Se trata del programa Ser Aventureros, que emite la cadena de mayor audiencia de España y nos dieron 14 minutos... obviamente la importancia de Diego en el ambiente del deporte de aventura ha sido determinante, pero como "príncipe consorte" hice un buen papel creo.
Si entran a este enlace: http://www.cadenaser.com/ser-aventureros/  y luego pinchan en "FONOTECA" el programa del 21 de junio, podrán escucharnos. Vale la pena escuchar a Diego hablar de sus limitaciones y la razón de este viaje. Me siento afortunado por participar en este proyecto.

Para ir logrando mejor estado, en los primeros días de julio saldré a rodar con mi nieta mayor, Camila y haremos un recorrido de 350 kms. por hermosos lugares de Francia, cercanos a la frontera y por lo tanto de casa. Esto me pega fuerte... una nieta está dispuesta a acompañarme y de manera voluntaria ..., hasta me lo pidió... Espero lo mejor de esta salida y doy por descontado que no habrá nada que sobre.
 Esta foto corresponde a nuestra primer salida de entrenamiento.

martes, 17 de junio de 2014

Beziers a Burdeos en bici

Ya les había adelantado sobre este nuevo viaje y también les dije que sería en compañía. Pues me voy con DIEGO BALLESTEROS,  un campeón del deporte y un Maestro de LA VIDA.
Hace unos veinte días en una visita que nos hizo, le pedí información para hacer un recorrido en bici y su respuesta fue decirme que lo haríamos juntos. Tiene tantas actividades, entre competencias, charlas y entrenamientos que me quedo medio en nebulosa, pero fueron pasando los días y a cada correo mío con los planes de ruta, alojamientos, fechas posibles, Diego respondía de forma inmediata y cada vez con mayor compromiso. Ayer me informó que nos harían un reportaje en el programa Ser Aventureros, de la Cadena Ser, la de mayor audiencia en toda España y que eso será mañana miércoles a las 15:30 hs., aproximadamente... Diego ha tomado este viaje como un nuevo desafío, una nueva barrera a vencer y me llena de gusto poder participar de esta historia.
 El día que me planteó el viaje... el se ríe y yo quedé K.O.
 A fines del pasado verano hicimos juntos una prueba ciclo turística en los Pirineos, lo que permitió conocernos más y estrechar el vínculo.
 En esa jornada formamos un trio junto a Ignaxio, un vasco entrañable. Fue una rodada de esfuerzo y risas y también charlas serias... terminamos como si nuestra amistad fuera mucho más antigua. 
 Ana, Diego y yo en el final de la 1º etapa... en primer plano la "máquina" de Diego
 Una foto de Diego durante el viaje que lo llevó de Zaragoza a Pekín en cuatro meses.
Este libro fue el que me llevó a hacer mi primer viaje en bici... y a no poder parar. Ahora la vida me lleva a rodar junto a quien me introdujo en este maravilloso mundo de recorrer el planeta sobre dos ruedas.

lunes, 16 de junio de 2014

Mabuni, Itoman

En una entrada anterior hice mención a mi viaje a Okinawa, Japón en 1977 y la visita a los sitios donde se libraron los feroces combates de la Batalla de Okinawa, al fin de la 2º Guerra Mundial. Hoy el sitio ha sido transformado en un parque dedicado a la Paz y la importancia que esta tiene. Es el objetivo de las autoridades del gobierno de Okinawa, que los visitantes tomen conciencia de la necesidad de trabajar en todos los campos para lograr la Paz o al menos evitar la guerra. 
Las fotos que hoy les muestro, pertenecen a las instalaciones subterráneas, donde funcionaba la estación de radio de la Marina Imperial, para cubrir el tráfico con sus buques en el Pacífico. La dotación normal era de unos 120 hombres. En el momento de mi visita, estas instalaciones llevaban muy pocos años de recuperadas y no se habían abierto todas las galerías, las que sí hoy pueden ser visitadas. En la parte alta de la colina, se había erigido un pequeño edificio circular, desde el que se tenía una panorámica de las playas y donde estaba instalado un pequeño museo con elementos pertenecientes a los marinos japoneses y algunas armas norteamericanas. 
Estas galerías fueron excavadas en la roca coralina. A la izquierda se puede apreciar el nicho donde se encontraba instalado uno de los generadores de electricidad.
La sala de comando, era el único espacio que se encontraba hormigonado. Al verse derrotadas las tropas japonesas, el comandante de la estación y su plana mayor, se suicidaron de manera colectiva mediante el estallido de una granada. Se aprecian en el muro las huellas dejadas por las esquirlas


 En el centro de la vitrina, una pistola Colt 45 americana. 


 Esta es una foto reciente de la sala de mando, la que conseguí en Internet
Al igual que la foto anterior, esta la bajé de Internet. Estos túneles no estaban habilitados para la visita en el año 1977

miércoles, 11 de junio de 2014

Alforjas o carro

La pregunta por la que creo pasamos todos, cuando nos iniciamos en estas lides de recorrer el planeta en bicicleta, es si usaremos alforjas o un carro de remolque. He usado ambos sistemas y me resulta más cómodo el carro para rodar, pero presenta el inconveniente del volumen "agregado" cuando debemos despachar nuestro equipo por avión. Mi primer carro, que compre en eBay a un vendedor de Zaragoza, pero llegó desde Alemania, no tenía marca ni elemento alguno que permitiera identificarlo. Me costó 110 euros con los portes y me dio un resultado excelente. Lamentablemente me lo robaron durante mi primer viaje y se quedó, vaya uno a saber en que manos, en Francia. Para continuar mi viaje compré lo único que encontré y fue otro carro, pero de marca BoB Yak y su costo fue de 360 euros.... Puedo asegurar que no existe razón para semejante diferencia de precio. En mi viaje a Marruecos usé alforjas, en la creencia de que facilitarían mi rodaje por carreteras que imaginaba deterioradas... extrañé el carro. Para Sudamérica otra vez alforjas y ahora en el viaje que preparo por Europa otra vez el carro. Hacerse de buen material es costoso y por lo tanto un gasto elevado cuando nos iniciamos en estas lides, pero a las marcas mas prestigiosas del mercado de las alforjas (ambas alemanas) le ha aparecido una competencia interesante. Se trata de una empresa polaca. Una pareja de viajeros que se alojaron en casa las llevaba y se ven sólidas e impermeables, como que son una copia. Pueden verlas en el blog de estos chicos que han comenzado su Vuelta al Mundo ( http://companniers.blogspot.com.es/) y la página de la empresa que las fabrica es; http://www.crosso.net/
 Respecto al carrito, también es de industria alemana y su costo es de 90 euros y a diferencia del BoB, se puede plegar. De fábrica viene en una caja de unos 8 cm de alto, por lo que se puede inclusive meter dentro de la caja de la bici, si tenemos que usar el avión

El fondo del carro es de un chapa con orificios, que por fricción pueden llegar a dañar el bolso, pero esto se arregla fácilmente. Yo coloqué una plancha de material plástico de la usada para separa envases de cristal. Si están cerca de Huesca pueden pasar a buscar lo que necesiten.



lunes, 9 de junio de 2014

Batalla de Okinawa

Estos días, con la celebración de los 70 años del Día D, o el desembarco de Normandía, tuve la oportunidad de recordar mi viaje a Japón y la visita que hice al sitio donde se libraron los más duros combates de la Guerra en el Pacífico. La ocupación de este archipiélago al sur de Japón, supuso para los EEUU sus más fuertes pérdidas en la guerra. 50.000 bajas y 20.000 soldados evacuados por "crisis nerviosas", pero el Ejército Imperial y los civiles dejaron 250.000 vidas en la llamada Tetsu No Ame (lluvía de acero). El comandante de todas las tropas estadounidenses, se llamaba, curiosamente Simón Bolivar Buckner Jr. y murió en combate. El máximo jefe japonés fue el Teniente General Mitsuru Ishijima y se suicidó de manera ceremonial, junto a su lugar teniente, haciéndose el harakiri. Para llegar a la cumbre de esta pequeña colina, el camino serpentea entre 48 parcelas, una por cada Prefectura (provincia) japonesa, donde se erige un monumento al soldado desconocido muerto en esta guerra. 
El tema de la 2º Guerra Mundial me atrapa, no se si porque nací terminada la guerra y mi infancia fue bombardeada por las películas americanas o por razones que no alcanzo a determinar. No me interesan las razones políticas, me enganchan LOS HOMBRES que la hicieron, sean del bando que sea. Todos pusieron su sangre y valor para defender lo que sus mandos y políticos les indicaban. Los siento cercanos e iguales a mí y a mi gente querida y este sentimiento de congoja, respeto y tristeza me acompaña en los sitios que he visitado y donde han muerto soldados alemanes, japoneses, franceses, americanos y de donde fueren. 
Estas fotos fueron tomadas en enero o febrero de 1977 y hace menos de un mes las digitalicé ya que eran diapositivas. Habra otras entradas con este mismo tema.
 Monumento al soldado desconocido de una de las prefecturas de Japón
 Otro testimonio similar al anterior
 A este acantilado se arrojaban los oficiales y soldados japoneses que no aceptaban rendirse... algo para investigar respecto a la cultura japonesa.
 Desde este sitio, cientos de hombres decidieron morir antes que rendirse..... curioso y al menos respetable.
 Este monumento, representa a un hombre en actitud de hacerse el seppuko o harakiri y está enclavado donde el Tte. Gral. Ushijima se suicidó de manera ceremonial al ver perdida la batalla. El único oficial japonés que no lo hizo, fue el encargado de llevar a Tokyo la información sobre la batalla, finalmente capturado vestido de paisano.
otra imagen de este monumento. Podemos apreciar la cabeza, a ambos lados los codos y la espalda. El harakiri se hacía clavando un puñal en el vientre y trazando un triángulo. Si eso no producía la muerte, otra persona (compañero de igual rango o subordinado) decapitaba al suicida.

martes, 3 de junio de 2014

Nuevo viaje....

Ya otro viaje me ocupa la mente.
Ya estoy otra vez en el camino, eligiendo la ruta, pensando en las etapas, averiguando sobre el clima, calculando las comidas, conociendo cuales son los atractivos turísticos y coordinando con mi compañero, porque esta vez voy con otro ciclista y este tiene mayor experiencia que la mía en estas lides.
Me ha atrapado el mundo de los ciclo viajeros y ya tengo varios amigos dentro de él. Uno de ellos, del que por unos días me reservaré el nombre, me propuso rodar juntos y me designó para la planificación.. esto me ha dado un acelerón "del copón", como dicen por estas tierras de Gallegoland.
Tenemos la ruta y la fecha, faltan ajustar unos pocos detalles y cuando todo cierre haremos la comunicación oficial... tendrán dos blogs para seguirnos.
Yo de "jetón" que soy y para comprometer más en esto a mi compañero, les hago este adelanto. Llevaré la radio y mis colegas radio aficionados tendrán un reporte diario del viaje.
En unos días les completo la historia.